Torre Flor

En el año 2017 nuestro estudio recibió un encargo para proyectar una torre de viviendas en Madrid, muy cerca de un emblemático lugar llamado Dehesa de la Villa, uno de los espacios verdes de gran tamaño de la ciudad.

Su destino era y es, construir la residencia utilizando el procedimiento de Cooperativa, que permitiría a sus socios obtener una vivienda sin costes adicionales a los inherentes a su construcción.

La torre, nuestra torre, la de todos, ha seguido principios fundamentales para el hábitat humano que se suelen olvidar, principios que están presentes en la naturaleza.

Una planta toma el sol por todas sus caras, por eso son simétricas en cuatro direcciones. Una flor no vive si pierde la mitad de sus pétalos.

Ese es el sentido del nombre que bautiza nuestro edificio, TORRE FLOR.

En Torre Flor todo está pensado para dar sensación de seguridad además de tenerla.

Incluye un elemento determinante en su diseño: el alero.

El alero nos protege de la lluvia y protege a las carpinterías. El alero cuida de las fachadas. El alero nos protege del sol. Es un antídoto contra el vértigo, pero también nos ofrece privacidad. ¡Pero hay más! Hay una cuestión clave en una torre, porque es el alero el elemento que permite su construcción evitando andamios, ahorrando dinero y enormes peligros. No solo es su elegancia la clave de su existencia, es, como ocurre en un sombrero de ala ancha, la necesidad la que nos lleva a su utilización.

Incorporamos la cerámica como bienvenida a la casa. El color, su durabilidad, su fácil aplicación la convierten en la gran candidata a completar y mejorar arquitecturas mudas.

Todos los edificios tienen una doble vida. Por una parte está el sol. Por otra la oscuridad. Vivir en la trasparencia exige un nivel de educación social muy elevado. Ese es el gran reto, que las lámparas de la ciudad sean las viviendas.

Vivir la transparencia exige que el interior esté cuidado pero también que sepamos habitar mirando el paisaje.

Despertar a la mañana y poder admirar la belleza que nos rodea es una experiencia natural, sencilla.

Cuando lo comprobamos, cuando vivimos de esta manera ya no es posible volver atrás.

Cliente

Sociedad Cooperativa Dehesa de la Villa

Año

2017-2022

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on email