re.nd.er / La Encrucijada

re.nd.er / La Encrucijada

No crean ustedes que somos opuestos a los avances de la técnica.

Tampoco somos maniáticos.

Y por supuesto  defensores de todas la vacunas.

Lo avisamos para evitar que nadie nos considere inmersos en un paquete estanco de pensamiento.

Es habitual catalogar a grupos humanos en cajetillas estándar, como si por llevar unas gafas tres.de, no tuviéramos sentimientos.

¡Con la maravilla que es disfrutar de la magia del cine y de las realidades virtuales!

Sin embargo, a pesar de considerarnos también pasto de los ingenios,  nos vemos obligados a transmitir algunas puntualizaciones.

Una leve llama en un espacio infinito.

Es indudable que una gran ola nos inunda con toda suerte de formalizaciones llamadas re.nd.er.

Que sí, que sí, que son necesarios para vender.

¡Para vender!

Son necesarios para entretener.

Son necesarios para enseñar a otros que no leen las partituras.

¡A otros!!!!

Pero hay algo en el re.nd.er que no me deja escapar.

Algo que tal vez tenga que ver con la simetría del nombre.

  1. . .

¿La pregunta es?

¿Son necesarios entre los arquitectos para entender un proyecto?

¿Son valiosas las ecografías volumétricas para los médicos?

Sabemos que a los futuros padres les encantan.